jueves, 8 de diciembre de 2011

Pablo Iglesias. A 86 años de su fallecimiento, es necesario recuperar su memoria.



(…) Y los niños, que ahora somos
hombres y tenemos ansias
de lo que él defendía
con su puño y su palabra,
a nuestro padre decíamos
después al llegar a casa.
¿Quién era ese viejecito
que habló desde la ventana?
¡PABLO IGLESIAS, hijo mío!
nuestro padre contestaba
y ponía en ese nombre
una entonación tan clara
y había tanto respeto
del padre en esa palabra
que en nuestro cerebro de niño
PARA SIEMPRE SE GRABABA.[1]



Pablo Iglesias Posse, fundador del PSOE y la UGT, el hombre que apostó con firmeza por el marxismo como marco teórico para la liberación de los trabajadores de España y del mundo, fallecía el 9 de diciembre de 1925. Desde el principio sus objetivos fueron la construcción de un partido fuertemente cohesionado, en el que la honradez y la moralidad fueran indiscutibles, un partido por y para la clase trabajadora. En el manifiesto fundacional del PSOE, redactó lo siguiente: “(…) En suma el ideal del Partido Socialista es la completa emancipación de la clase trabajadora. Es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores libres e iguales, honrados e inteligentes”.

Su entierro fue uno de los más multitudinarios que se recuerdan en Madrid. Según un testimonio de la época:Medio Madrid acudimos al entierro, sin ser grande la exageración. Pero no fue aquella multitud de madrileños lo que más me llamó la atención, sino la heterogeneidad de sus edades y procedencias, pues sus componentes pertenecían a todas las clases sociales. Allí se mezclaban muchísimos trabajadores de cualquier edad, con sus gorrillas y trajes endomingados, con empleados encorbatados que lucían sus sombreros, y hasta bastantes maduros burgueses liberales y republicanos que no quisieron dejar de mostrar sus respetos al líder obrero fallecido; pero también se podía apreciar la concurrencia de jóvenes soldados, artistas conocidos, guardias municipales fuera de servicio, hombres de ciencia y de letras, mujeres del pueblo con sus hijos en brazos y elegantes damas. Todos ellos quisieron así homenajear a aquel viejecito de ojos azules que, en las mañanas soleadas, paseaba por Rosales envuelto en su vieja capa española. Y, a pesar de ser tan numerosa aquella abigarrada multitud que marchaba calle de Alcalá arriba, ocupándola ya en toda su gran anchura, no se oía en ella ni el vuelo de una mosca. Todos caminábamos tristes y silenciosos, con sumo respeto y recogimiento. Únicamente se hacía perceptible el ruido monocorde provocado por los pasos de aquellos miles y miles de manifestantes que habíamos querido acompañar a Iglesias en su último paseo. Los días siguientes, en que toda la prensa dio cumplida cuenta de la fúnebre manifestación, se supo que fuimos unas doscientas cincuenta mil personas las que acudimos a tan entrañable despedida. La mayor concentración humana conocida hasta entonces en Madrid. Y verdaderamente, era impresionante el espectáculo que ofrecía la carretera de Vicálvaro y la subida desde el viejo puente de las Ventas del Espíritu Santo. Cuando el coche fúnebre llegaba a las tapias del recinto destinado al enterramiento de los no creyentes, a las doce en punto de la mañana, aún pasaban sociedades obreras con sus estandartes por la Puerta de Alcalá, llevando tras ellas miles de manifestantes”. [2]

Un rasgo que distingue a Pablo Iglesias de muchos otros líderes obreros a nivel internacional, es el hecho de que en el siglo XIX y principios del XX, con una clase obrera analfabeta y sin medios para formarse, era necesario que se diese la contradicción, el raro accidente, de que en el seno de las clases más acomodadas, alguno de sus miembros renunciase a sus comodidades para defender la causa de los más desfavorecidos. Así fue en el caso de los más brillantes teóricos del socialismo. Luego, denostados y repudiados por su propia clase social, sufrirían penurias y miserias por esa causa. Sin embargo, a juzgar por sus humildes orígenes, Pablo Iglesias fue una excepción.

Tras la muerte de su padre, Pablo Iglesias se vio obligado a abandonar la escuela a la edad de 9 años. No por ello dejó nunca de formarse, en ocasiones como autodidacta. Aprendió el oficio de impresor y con sus primeros trabajos compraba libros para dedicarse al estudio del movimiento obrero. Por las noches acudía a clases de francés que él mismo se pagaba. Llegó a ser un prolífico redactor de ensayos y artículos. No sólo se preocupó de su propia formación, sino que la formación y la elevación cultural de la clase obrera española fue uno de sus máximos desvelos, obra que se realizaba a través de las numerosas Casas del Pueblo socialistas. Así, el 3 de junio de 1913, en respuesta a unas acusaciones de Maura en el parlamento en las que tachaba de facciosos a los miembros de las colectividades obreras, declaró: “La clase obrera se ha educado de modo que hay ya un tanto por ciento importante de hombres instruidos, no por la instrucción que les habéis dado vosotros, sino por la que se han dado ellos mismos. Todo lo que hoy existe en este sentido, el Partido Socialista, las organizaciones obreras, todo eso lo ha creado ella por sí, completamente por sí; no hemos tenido unos maestros al lado, hemos sido nosotros, sufriendo las privaciones y las necesidades correspondientes”.

Pablo Iglesias fue testimonio de las penurias y de la miseria que padecían los más desfavorecidos de su época, él  mismo la sufrió desde su infancia en la soledad de un hospicio, a una edad en la que los sentimientos y las experiencias  se graban para siempre en el corazón. Esa misma miseria fue la que acabó con la vida de su hermano pequeño Manuel cuando aún era niño y provocó un permanente cierto estado de precariedad en su salud. No es difícil imaginar que ya a una edad muy temprana, lejos de lamentar su suerte, debía empezar a preguntarse el porqué de las desigualdades e injusticias que le rodeaban y a buscar respuestas. La pobreza y la austeridad le acompañarían toda su vida.  Será por eso que cuando se expresaba, lo hacía en un lenguaje en el que no sólo podía entenderle cualquier obrero, sino incluso también un niño, porque Pablo Iglesias hablaba desde lo más profundo de su ser, con el sentimiento. Así fue como impresionó Pablo iglesias a aquel niño que luego sería el gran poeta Antonio Machado: “La voz de Pablo Iglesias tenía para mí el timbre inconfundible de la verdad humana. Era yo un niño de trece años; Pablo Iglesias un hombre en la plenitud de su vida. (…) De lo único que puedo responder es de la emoción que en mi alma iban despertando las palabras encendidas de Pablo Iglesias. Al escucharle hacía yo la única honda reflexión que sobre la oratoria puede hacer un niño: "Parece que es verdad lo que ese hombre dice"... Porque antes de Pablo Iglesias habían hablado otros oradores, tal vez más cultos, tal vez más enterados o de elocuencia más hábil, de los cuales sólo recuerdo que no hicieron en mí la menor impresión... Lo cierto es que las palabras de Iglesias tenían para mí una autoridad que el orador había conquistado con el fuego que en ellas ponía y que implicaban una revelación muy profunda para el alma de un niño. De todo el discurso, en el que sonaba muchas veces el nombre de Marx y el de algunos otros pensadores no menos ilustres... sacaba yo esta ingenua conclusión infantil: "El mundo en que vivo está mucho peor de lo que yo creía. Mi pobre existencia de señorito pobre reposa, al fin, sobre una injusticia"... Mucho he pensado durante mi vida sobre esta primera meditación infantil, que debía a las palabras del compañero Iglesias”.  
 

Fue en el 2010 cuando la Asociación Memoria y Justicia de Elx reivindicó que ese año se dedicase a la memoria de Pablo Iglesias. A esta iniciativa, desde su puesta en marcha, acertadamente se sumó Esquerra Unida. Resultaría injusto inscribir a Pablo Iglesias en el espacio exclusivo de la UGT y el PSOE. La persona, el ser revolucionario, el honesto, el compañero Pablo Iglesias ha de quedar ligado a la lucha heroica de todos los trabajadores españoles. Pertenece a toda la izquierda que, inspirada en su gesta, siente la necesidad de la transformación social. Hoy, a 86 años de su desaparición, constatamos que su mensaje es más vigente que nunca. Como él decía, o con unos o con otros, o con el capital o con el trabajador, no se puede servir a dos amos a la vez.

Daniel Guerra.
8 de diciembre del 2011


Pablo Iglesias. A 85 años de su fallecimiento, su legado es más vigente que nunca (09/12/2010) 

http://internacional5.blogspot.com/2010/12/pablo-iglesias-85-anos-de-su.html




[1] Romance del entierro del "Abuelo" Extracto de un poema escrito en los años 30 del siglo pasado.
[2] Eusebio Lucía Olmos. “El Entierro de Pablo Iglesias” 3er premio de relatos “tu historia es nuestra historia”

domingo, 9 de octubre de 2011

¡Todos a la jornada de lucha mundial del 15 de Octubre! ¡ Hacia la huelga general mundial! (Daniel Guerra)


La espiral de revueltas, protestas y revoluciones que sacude el mundo en los inicios de los años 10 del siglo XXI, inicio de una nueva época, está a una semana de alcanzar uno de sus momentos más importantes, el salto cualitativo del movimiento 15M  hacia el internacionalismo de forma organizada.

Cuando hablo de espirales no hablo de mareas ni de oleadas o huracanes… sino de espirales. No se trata de ningún capricho o licencia literaria. Permítanme que vuelva a citar un extracto de un artículo titulado “La Espiral Revolucionaria”que publiqué el 18 de febrero del 2011 con motivo de las, por aquél entonces, recientes revoluciones en Túnez y Egipto:  
¿Dónde comenzó la espiral revolucionaria que recorre los pueblos árabes, amenazando con extenderse más allá? ¿En Túnez, en Egipto o tal vez en las furiosas protestas que en 2010 pararon las calles de Grecia, Francia, Italia, Gran Bretaña o Portugal y que hoy pueden, retroalimentadas, volver a intentarlo?
Pues bien, aunque en realidad, más que una espiral se trata de varias espirales que terminan confluyendo y formando otra espiral mayor, dicho fenómeno volvió a pasar por Europa y más allá, y muy bien alimentada de su paso por los países árabes, donde por cierto las revoluciones en Túnez y Egipto no están terminadas y en países como Siria, Yemen, o Bahrein sufren una durísima represión, mientras en Líbia el imperialismo ha intervenido con la intención de abortar cualquier intento de poder popular.

Así pues, se han visto banderas egipcias ondeando incluso en Wisconsin y desde el 15 M,  la resistencia mediante acampadas, la autogestión y los embriones de poder popular aprendidos de las revoluciones árabes se extienden desde las plazas de España a las europeas, a los barrios, a Tel Aviv, New York, Boston, San Francisco, Santiago de Chile…En la India, la huelga de hambre de un solo hombre inspiró a millones de ciudadanos a manifestarse en las calles. Pero ahora, y cada vez más, cada uno de estos episodios nacionales están conectados entre sí.


 El 29 de septiembre de 2010 asistimos a la primera jornada de lucha europea organizada por los sindicatos europeos, con paros parciales y demostraciones de solidaridad y fraternidad que superaron los límites continentales. Por aquel entonces ya se comenzada a vislumbrar el camino correcto a seguir en las luchas, y no faltaron ni faltan voces que explican por activa y por pasiva la necesidad de dar un salto cualitativo hacia una huelga general europea o internacional.

 Un año después, asistiremos a la primera jornada de lucha, ya no europea, sino mundial y con consignas contra el sistema capitalista organizada directamente por la ciudadanía y con sus propios medios, a falta de organizaciones y partidos que hayan sabido estar a la altura de los acontecimientos. Se trata de una nueva vuelta a la espiral. La naturaleza se abre camino.
¿Cuál puede ser la siguiente vuelta? Los estibadores europeos han decidido convocar una huelga general europea en el sector  para el próximo 22 de noviembre. El capitalismo es internacional, así que lo normal es que las luchas se mundialicen. Es necesario que  la Confederación Internacional de Sindicatos organice una huelga Europea a la que se puedan sumar organizaciones sindicales de todo el mundo, lo que sería una huelga mundial, para dar así un paso determinante en las luchas de la forma más rápida. De lo contrario, ese paso puede que se produzca de forma más lenta en un proceso innecesariamente más largo y lleno de altibajos  en el que los trabajadores deberemos reconstruir nuestras herramientas de lucha y crear otras nuevas, aunque de todas formas, hay procesos que a pesar de que duren años, incluso décadas, son inevitables. La naturaleza se abre paso pese a los obstáculos. ¡Somos el 99%! ¡Todos a la jornada de lucha mundial el 15 de Octubre, hacia la huelga general mundial!

Rise Up!
 09 de Octubre de 2011

miércoles, 28 de septiembre de 2011

El sector de los estibadores, pioneros en la huelga europea

El pasado 22 de septiembre, en la localidad sueca de Helsingborg,  representantes de estibadores europeos de nueve países (Chipre, Dinamarca, Francia, Grecia, Italia, Malta, Portugal, Suecia y España) participaron en un encuentro en el que se decidió convocar una huelga a nivel europeo para exigir mejoras en sus condiciones de trabajo el próximo 23 de noviembre.

Según declaraciones de Víctor Morín, miembro del comité de empresa de Sestife (Canarias) : "los estibadores achacaron la crisis financiera al modelo capitalista, al que responsabilizan también de "la depredación de los recursos naturales, la especulación financiera y la aplicación sin límite y sin control de la apropiación de los beneficios económicos a favor de unos pocos".

En la denominada declaración de Helsingborg, se ha autorizado a la comisión de trabajo para que haga llegar por los medios y en el momento que estime adecuados ante las empresas, gobiernos, parlamento y comisión europea la firme posición del IDC (International Dockers Council) contenida en el documento y difundirla entre todos los trabajadores portuarios mediante una amplia campaña informativa.

Además, según recoge la declaración oficial de este encuentro internacional estibadores, con esta acción de protesta programada para el 23 de noviembre, el colectivo europeo se unirá "a todos los sectores y movimientos sociales, políticos, sindicales, culturas y ciudadanos para combatir los principios y objetivos de los grupos especuladores internacionales".

Por su parte, el coordinador general de IDC, Antolín Goya hizo una exposición del panorama internacional en el encuentro en Suecia, donde resaltó la relevancia del conflicto que sufren los estibadores de la Costa Oeste de EEUU, afiliados a la ILWU, y sometió a votación, que se aprobó por unanimidad, el ofrecer todo el apoyo y solidaridad de la organización a estos trabajadores, incluso a través de movilizaciones internacionales, si fueran necesarias."

Ése es el camino a seguir una vez se ha llegado a la conclusión de que el capitalismo, que opera a nivel mundial, es el causante de los ataques que estamos sufriendo en toda Europa y el resto del mundo. También la defensa de una  huelga Internacional es el mejor camino para que quienes  aún no  hayan alcanzado esta conclusión, puedan llegar a ella, puesto que si la huelga es europea, está claro que no es contra un gobierno concreto, sin contra algo que obviamente se encuentra por encima de los gobiernos y de las fronteras nacionales ¿Qué es?.

Estibadores, operarios de aeropuertos, funcionarios, transportistas, profesores, mineros, empleados de la limpieza, vigilantes de seguridad, informáticos, electricistas, administrativos, ... todos somos trabajadores, todos tenemos el poder en nuestras manos, las palancas, las ruedas que ponen en marcha el sistema. Éste es nuestro poder, demostrémoslo, a las clases gobernantes y a nosotros mismos, paremos Europa y más allá. ¡Huelga General europea!

domingo, 25 de septiembre de 2011

CARTA A RUBALCABA DE UNA VETERANA MILITANTE SOCIALISTA (Por Daniel Guerra)

El pasado 1 de septiembre, sin previo aviso, nos dejó la compañera Rosa María Bravo-Villasante Rivera, veterana luchadora socialista, mujer del pueblo.  Ella como nadie, hizo suya la  frase de Pablo Iglesias, a quien tanto mencionaba: “Sois socialistas no para amar en silencio vuestras ideas ni para recrearos con su grandeza y con el espíritu de justicia que las anima, sino para llevarlas a todas partes”.

Así era Rosa, y no sólo predicaba a los cuatro vientos sus ideas, sus raíces socialistas y sus lazos con el PSOE, sino que, sentada en su silla de ruedas, teclado en ristre, no descansaba en su empeño de poner las peras a cuartos a los dirigentes socialistas desde su blog http://roseando.wordpress.com/  o desde Facebook, para advertirles de cómo su política se aleja cada vez más, sobre todo en los últimos tiempos, de los intereses de la clase trabajadora y de los principios fundacionales del partido.

Rosa María fue una de las impulsoras del Manifiesto Bases Socialistas,
http://www.firmasonline.com/peticion/manifiesto-bases-socialistas/376 que con tanto empeño difundía desde la red, y además quiso complementarlo añadiendo al mismo la historia de Josefina Villaverde, otra de esas socialistas de toda la vida, “desde que nació”. He de decir que parte del  contenido de dicho manifiesto, y posiblemente sin que ella misma lo supiese, fue inspirado por el ejemplo personal de Rosa María.
Con ella no me faltaron tampoco las discusiones y las diferencias sobre éste o aquél otro tema, pero siempre era más lo que nos unía en nuestro ciberactivismo, pues su compromiso y la integridad que la caracterizaba lo superaba todo.

Como socialista era una mujer convencida del internacionalismo, y de su creación es alguno de los grupos que circulan por facebook defendiendo la necesidad de una huelga general europea http://www.facebook.com/huelga.general.europea. contra los ataques que estamos sufriendo no sólo en el estado español, sino en toda Europa y el resto del mundo. Era esta una idea que compartíamos. Asímismo,  participaba en otros grupos para devolver al PSOE los verdaderos ideales socialistas o por la defensa de la Memoria Histórica. He aquí otro de los grupos que ella creó, “POR LA LIBERTAD Y LA DEMOCRACIA” http://www.facebook.com/pages/POR-LA-LIBERTAD-Y-LA-DEMOCRACIA/182157398465053?sk=info con el objeto de, según se puede leer en la descripción, fomentar el socialismo fundado por Pablo Iglesias y darle un giro de 180 grados al partido: “Estoy dispuesta desde aquí a unir a todas las agrupaciones de socialistas que podamos levantar de su sillón a toda la gente que lleva gobernando una economía neoliberal. Somos socialistas, y el pueblo es el que manda, el que trabaja, el que tiene que comer y trabajar, tener una vivienda digna y SER VERDADEROS SOCIALISTAS.
Salud socialismo y república. Y gracias a todos.”

Cuando supe de su fallecimiento, contacté con un amigo común, militante de Izquierda Socialista-PSOE, para averiguar lo ocurrido.  Hablamos largo y tendido, la noticia nos había impactado, pero al final, dentro de la tristeza, no pudimos evitar esbozar una sonrisa al memorarla. Fue él quien me recordó como sólo ella era capaz de escribirle una carta al mismísmo Rubalcaba y enviársela: “sé que no me van a hacer caso pero yo ya la he enviado a Ferraz, a ver si me contestan”.
Es muy significativa la última nota que aparece en su muro de Facebook, sólo un día antes de su repentino fallecimiento:

Hasta mañana compañeros y compañeras. Seguro que mañana tendremos un mejor día, y así todos los días. Salud, Socialismo y República.! Ay si levantase la cabeza por un ladito Pablo Iglesias, les iba a dar unos cogotazos a esos socialistas, barones, neoliberales, del Psoe. Vaya votación. En el congreso no se mueve ni Dios, bueno uno sí, que tiene vergüenza”.
Ya no hay un hasta mañana. sólo un hasta siempre, compañera.
Puede parecer frívolo, pero ambos coincidimos en que tal vez, donde quiera que esté Rosa, sería bonito que algún día se encontrase por allí con el mismísimo Pablo Iglesias. Entonces, sin duda alguna, le pondría al corriente de todo lo que está ocurriendo con su partido, a ver si bajaba a poner orden, y si hiciera falta, para arrearle algún que otro “cogotazo” a alguien.

Bien,  pues esa carta que le escribió a Rubalcaba, es la que quiero compartir ahora con todos vosotros, que se difunda, y que vea el PSOE y el mismísimo Rubalcaba la clase de militantes, las bases que con carnet o sin él, uno se puede encontrar en el partido.
Con respeto y cariño, en memoria de Rosa María:

RUBALCABA -ESCUCHAR-HACER-EXPLICAR.

 

Esta es una carta que R ha enviado al periódico Público de ayer, en el que no se puede enviar a facebook a ninguna cuenta, y en la suya de Con Rubalcaba, no está, he dedicido copiarla para que sepais de que va.


Querida compañera, querido compañero:


En el momento de iniciar el camino como candidato de nuestro partido en las próximas elecciones generales, me dirijo a tí, como a todos los militantes socialistas, para agradecer de corazón la confianza que habeis puesto en mi.


Quiero que sepas que es un honor inmenso y una enorme responsabilidad representar ante los ciudadanos del Partido Socialista, para continuar la labor de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y de Felipe González. He trabajado con ellos muchos años y se muy bien hasta que punto han necesitado el respaldo y cariño de todos los socialistas, especialmente en las situaciones más difíciles. Un respaldo que siempre han tenido.


Estoy dispuesto a poner en esta campaña todo lo que tengo, toda mi capacidad, mi experiencia y mi entusiasmo sin ninguna clase de reserva. Pero sé muy bien que yo solo no podré alcanzar el objetivo, necesito a mis compañeros y compañeras.


No está escrito ni decidido el futuro de España en los próximos años. La crisis nos ha golpeado duramente, y sus efectos serán profundos. Pero no vamos a aceptar que el resultado de esta crisis sea una sociadad más injusta, más insolidaria y excluyente..


Los socialistas siempre hemos impulsado las trandes transformaciones que han mejorado la vida de los españoles: primero, el cambio democrático, después las reformas sociales, y ahora tenemos que promover el tránsito hacia una nueva economía, mas productiva, más sana y equilibrada, mas capaz de crear empleo y también de garantizar la igualdad de derechos y de oportunidades.


Para ello, en las próximas elecciones tenemos que lograr la confianza y el voto mayoritario de los ciudadanos. Hemos ganado muchas veces y vamos a demostrar que, a pesar de las dificultades, podemos volver a hacerlo.


Creo tener una idea clara de lo que España necesita. Lo que hay que mantener y lo que hay que cambiar. Creo tener la capacidad de hacerlo. Y eso es lo que voy a transmitir a los ciudadanos en los próximos meses.

Pero, hoy más que nunca, esta no debe ser sólo la campaña de un candidato, sino la de todos los socialistas. Por eso quiero contar con tu contribución activa: con tus opiniones, tus sugerencias y propuestas. Para ello, para que me lleguen tus ideas, vamos a establecer canales de comunicación directos.


Nuestro objetivo común es ver en España un nuevo gobierno socialista en los próximos cuatro años. Me pongo a la tarea convencido de que contaré con tu apoyo, que agradezco de antemano y aprovecho la ocasión para desear lo mejor para tí y para los tuyos.


Un fuerte abrazo. Alfredo P. Rubalcaba PSOE.
rubalcaba@psoe.es.
 
Bonita misiva, emocionante que recibas una carta de tu futuro Presidente del Gobierno. vamos a ir a por ello, pero creo oque empezamos mal, bajo mi punto de vista. Yo soy demasiado optimista, pero soy socialista de izquierdas. 


No me hace mucha gracias cuando dices que vas a seguir las directrictes que han tenido Rodríguez Zapatero y Feliope. El uno por el otro el Psoe por barrer.


Felipe era socialista marxista, cuando no se podía, esos socialistas con los trajes de pana, con ganas de combatir el franquismo, que arriesgaron mucho sus primeros años de gobierno, pero luego dejó el marxismo, nos metió en la Otan, desobedeció las directrices dadas por el alemán Billy Brant, padre político de él, y empezó a codearse con los EEUU, y el capitalismo, llegó el Gal, Roldán, los de Interior, etc. etc. y se fue todo el traste. No tuvimos la misma suerte que tien el PP que cuanto más ladrones mas mayorías absolutas sacan. (Véase Madrid, Valencia y Murcia, amén de otras. Somos tontos hasta para ganar elecciones.)


Y Zapatero, el pobre, se le ha venido la crisis encima y no ha sabido reaccionar, no es que nos haya engañado es que ha querido dar tanto que se ha quedado en nada, y encima los bancos le han hechio la trece catorce.


Siempre como socialista he votado al Psoe, unas veces con mas ganas que otras, pero siempre lo he hecho y lo haré.


Pero no estoy dispuesta (luego lo haré porque se me va la fuerza por la boca) a tener un candidato que siga sin subir los impuestos a las rentas más altas, lo de los bancos me ha parecido muy bien, pero ya te han hecho un corte de manga. la Ley Electoral, que irá en el programa pero que no se aprobará para las elecciones.

¿Te hago una pregunta que me gustaría que me respondieses? ¿Serías capaz como militante de base organizar una huelga general europea contra el capitalismo?. 


Todas las Izquierdas socialistas de este país daríamos la cara, pero tú tendrías que venir como un activista más contra la Merkel. EEUU. Israel, el FMI, y toda la Banca mundial. Te imaginas al los ultras y peperos, la banca, las multinacionales las grandes constructoras. etc.


Pero te debes a tu partido, y nosotros hasta cierto punto nos debemos a nosotros, bueno nosotros bases de simpatizantes y militantes de agrupaciones, tenemos que luchar por tí pero te lo pido con mis 64 años de experiencia. da un giro completo al partido.


¿No hay paridad para mujeres y hombres para ocupar puestos del gobierno.? Porqueé no la hay para las distintas corrientes del Psoe, por lo menos un 40 % para la corriente interna de Izquierda Socialista del Psoe. Somos muchos, más que te crees. 


Bueno por hoy te dejo, porque ya he dicho algo para que lo vayas pensando.

Salud, Socialismo y República. 


P.D/ Estoy esperando contestación a una carta que te escribí particularmente a Ferraz. Seguro que se ha traspapelado. 


lunes, 27 de junio de 2011

¡HUELGA GENERAL EUROPEA!

 
Grecia, un nuevo llamamiento internacionalista a Europa

http://www.facebook.com/event.php?eid=156947117709571

HUELGA GENERAL EUROPEA/ EUROPEAN GENERAL STRIKE/ Ευρωπαϊκή Γενική Απεργία/ GRÈVE GÉNÉRALE EUROPÉENNE/ SCIOPERO GENERALE EUROPEA/ EUROPEU GREVE GERAL/ EUROPÄISCHEN GENERALSTREIK/ AVRUPA GENEL GREV/ VAGA GENERAL EUROPEA/ EUROPEJSKI STRAJK GENERALNY/ Еўрапейскі ўсеагульнай забастоўкі/ Europska generalnog štrajka/الإضراب العام الأوروبي/ Evropský generální stávka/ Европейската обща стачка/ EUROOPAN SUURLAKON/ Европската генерален штрајк/ GINERÁLTA NA HEORPA STAILC/ GENERALA STRIKO EUROPANO

Las huelgas infunden tanto espanto a los capitalistas porque comienzan a hacer vacilar su dominio (...) Todo este mecanismo lo mueve el obrero, que cultiva la tierra, extrae el mineral, elabora las mercancías (…) recuerdan a los capitalistas que los verdaderos dueños son los obreros, que proclaman con creciente fuerza sus derechos, y a los obreros que su situación no es desesperada y que no están solos(…) V.I. Lenin
Compañeros,  poco tiempo  ha pasado desde que  se lanzara en Grecia aquel clamor de ¡Pueblos de Europa, Alzaos! y que tuvo como corolario la convocatoria de una jornada de lucha europea el pasado 29 de septiembre. http://internacional5.blogspot.com/2010/10/29-s-el-triunfo-del-internacionalismo.html

Por  aquel entonces  nos vimos inmersos en todo el  continente  en  un calendario de luchas tan apretado que, sin pretenderlo, llegaron a confluir varios países a la vez en huelga.   

Hemos asistido al comienzo de la espiral revolucionaria desatada en los países árabes  en unas luchas    que rápidamente  superaron fronteras nacionales, y no sólo en  ese territorio. Las banderas egipcias han o­ndeado incluso en tierras tan lejanas como Wisconsin, en el mismo corazón del Imperio, y continúan o­ndeando hoy en día desde El Cairo a Barcelona, Madrid, París o Atenas, de la misma forma que  griegos y españoles intercambian unas banderas que o­ndean ya en las luchas de otros países europeos y árabes.  

La intensificación de la lucha de clases  ha regresado al    viejo continente en forma  de ocupación de plazas públicas  (algunas de ellas rebautizadas como "Plaza Tahrir")   y  con las masas lanzándose a las calles contra los recortes y las  recetas de austeridad del FMI,   principalmente  en España y Grecia, por encima de dirigentes sindicales que no han sabido estar a la altura de las circunstancias, y por encima sobre todo de fronteras nacionales, con lecciones aprendidas de Túnez y Egipto. De estos países se ha comprobado que la lucha sirve y se pueden  derrocar dictaduras en la calle,  siendo la dictadura del capital,  todavía por derrocar, la madre de todas las dictaduras. 

No en vano, la actual crisis le ha arrancado al capitalismo  su  falsa máscara democrática y ya nunca más  podrá volver  a ponérsela.  El impostor ha sido  descubierto por las  masas  y éstas le  exigen una democracia verdadera, una democracia real, la cual, bajo este sistema, simplemente no existe.
Aquel 29 S fue el comienzo de un camino hacia el internacionalismo que nos ha de llevar a una huelga general en el mundo como nunca antes se ha producido.

Hoy  , la huelga general europea vuelve a ser un debate en los sindicatos, en el movimiento, y se ha hecho escuchar incluso en la Confederación de Sindicatos Europeos.    A medida que se avanza en la comprensión de que el enemigo es el capitalismo, el internacionalismo va ganando fuerza. No podía ser de otra forma ante un enemigo que opera a nivel internacional. Por otro lado, la defensa de la consigna de la huelga internacional, es un elemento más que ayuda al avance de dicha comprensión. Sólo por eso, se logre o no la convocatoria de dicha huelga,  esta consigna se hace imprescindible para al menos ayudar a  avanzar al movimiento. 

Contamos también con la debilidad de unos dirigentes sindicales, especialmente en el estado español, donde siendo conscientes de su  escasa capacidad de movilización,   su falta de autoridad y su nula credibilidad,    están barajando, movidos por  la presión de las bases, la posibilidad de  utilizar la única herramienta que aún no han puesto en marcha, pero  para la que cuentan con la suficiente infraestructura y con la que podrían  sacar pecho de verdad  ante la patronal  e intentar  ganar puntos frente a sus bases, so pena de  desaparecer engullidos por  la marea de indignación que recorre el   mundo. Esta herramienta es la huelga general europea. 

Sin embargo, se trata de una  herramienta a la que las cúpulas sindicales, acostumbradas a tenerlo todo bajo control,   le tienen auténtico pavor,  pues saben que una vez que se haya conseguido paralizar un continente, una vez que el pueblo haya experimentado, aunque sólo sea durante 24 horas, el enorme poder de la clase obrera, esta herramienta  se les escaparía de las manos.

De entrada, superadas ya las barreras nacionales,  sería  imposible de  mantener las luchas  en  los límites de las  fronteras  continentales.  Por otro  lado,   tratándose de una huelga internacional, el trabajador más inexperto en la lucha de clases, participe o no en ella, no tendrá duda alguna de  qué es a lo que nos enfrentamos. 

Si esto no es contra  Zapatero, ni Sarkozy, ni Merkel o Papandreu, si esto no es contra un gobierno en concreto,  no hay otra conclusión posible, nos enfrentamos al sistema capitalista.

De la presión que ejerzamos las masas en las bases de nuestras organizaciones depende que esta huelga se lleve a cabo y sea contra el capitalismo.

¡Rise Up!

Daniel Guerra

viernes, 3 de junio de 2011

LOS REVOLUCIONARIOS Y LAS ORGANIZACIONES DE MASAS

A principios del 2010, los efectos de la crisis ya eran galopantes, aunque los pueblos de Europa estaban aún por alzarse y los países  árabes, atrapados bajo la bota de unas dictaduras apoyadas por el imperialismo, parecían asumir resignadamente un destino de miseria y opresión. Por aquel entonces el epicentro revolucionario se encontraba en latinoamérica, donde entre otras cosas, la iniciativa de la fundación de una Internacional estaba candente.  En medio del debate de la propuesta de la V Internacional, con el ánimo de aportar ideas, realicé en aquella época un artículo titulado "La V Internacional y las organizaciones tradicionales"

Año y medio después, debido a estos primeros síntomas que tímidamente se comienzan a detectar de presiones desde las bases hacia la cúpula en los partidos para forzar un giro a la izquierda, que en el caso español se está produciendo tanto en IU como en el PSOE, donde trabajadores comienzan a preguntarse cómo es posible que la izquierda sea tan impotente ante los ataques del capitalismo, a la vez que vemos aparecer a dirigentes con un lenguje ligeramente más "izquierdista" y lanzando propuestas de conectar con el movimiento del 15 M ( Esto es el comienzo de un proceso que puede durar años, con avances y retrocesos, tal vez los primeros indicios de esto desaparezcan con el debilitamiento del movimiento 15 M , pero las luchas resurgirán y con más fuerza,  es inevitable y el proceso  terminará por agudizarse) he creido oportuno extraer parte de aquel artículo, obviando todo lo referente a latinoamérica y la V Internacional del artículo primigenio ( aunque he dejado todo lo referente a la historia de las internacionales, pues nunca viene mal un poco de Historia).

Sé que cuando afirmo que los trabajadores, en última instancia, cuando entran en política se dirigen hacia sus organizaciones tradicionales, muchos dirán "¡pero si el pueblo está en las plazas, dándoles la espalda a partidos y sindicatos!" Bien, insisto en que este movimiento es algo que acaba de comenzar, el "apoliticismo" ideológico existente en asambleas y expresados por miles tiene que evolucionar según los próximos acontecimientos y la experiencia, de entrada no es el mismo "apoliticismo" producido por el desengaño que se puede encontrar entre las decenas de miles de trabajadores que han acudido a las caceroladas y que en muchos casos no hablan en asambleas por "respeto a los jóvenes" ni entre  los centenares de miles o millones que apoyan este movimiento.  Tarde o temprano los trabajadores entrarán en escena buscando mucho más que manifestarse,  buscarán una dirección, unas  infraestructuras, unas herramientas de lucha permanentes y fuertes  independientemente de que se organicen en comités o no, y las organizaciones  de izquierdas van a jugar su papel en todo este proceso. Los sindicatos tendrán que mover ficha. No es casual que CCOO y UGT hayan roto con la patronal ahora cuando antes del 15M parecía que iban a llegar a un acuerdo. Los partidos tampoco van a quedar al margen. Autores de los manifiestos que han inspirado el movimiento 15M  ya  han expresado que los sindicatos han de intervenir. El que quiera leer el artículo original del que extraigo estos fragmentos puede encontrarlo en el blog. http://internacional5.blogspot.com/2010/03/la-v-internacional-y-las-organizaciones.html
LOS REVOLUCIONARIOS Y LAS ORGANIZACIONES TRADICIONALES DE MASAS.

Es un hecho incuestionable que las direcciones de los partidos tradicionales de izquierda en Europa, llámense partidos socialistas, comunistas o bien de otra forma tras la extinción de sus siglas originales y sus símbolos más revolucionarios —señal visible de la pérdida de contenido de clase de su programa— han encallado en el reformismo al perder la confianza en la clase obrera y en la posibilidad de la transformación socialista de la sociedad.

Actualmente tenemos por un lado a las organizaciones provenientes de la II Internacional, y por el otro a las que se sumaron a la III Internacional o partieron de ella. La II Internacional, fundada por Engels en base a un programa genuinamente marxista, sufrió la degeneración del reformismo y el revisionismo en sus filas, surgiendo la III Internacional de los elementos que aún mantenían viva la llama del marxismo. No obstante, sería una burda generalización afirmar que los grupos y organizaciones más revolucionarios se sumaron a la III Internacional, quedándose de este modo los más reformistas en la II.

En el primer congreso de la III Internacional, grupos y organizaciones centristas, ante el hecho de que la Internacional Comunista se había ganado las simpatías de la inmensa mayoría de los trabajadores de todo el mundo, aun cuando la única organización de masas real era el partido comunista ruso, intentaron adherirse a la “Komintern” a la vez que esperaban mantener una autonomía suficiente que les permitiera continuar su política. Así pues, ante la entrada de elementos ajenos al marxismo, la III Internacional intentó ponerles freno con la instauración de una lista de veintiuna condiciones que numerosas organizaciones, a pesar de que muchos de sus dirigentes y militantes continuaban sintiéndose marxistas, no adoptaron por múltiples motivos. Posteriormente, con la degeneración del estalinismo, grupos, corrientes y partidos de la II Internacional llegaron incluso a superar a la III Internacional en cuanto a ideas, prácticas y métodos marxistas.

La degeneración de la komintern supuso que todos los partidos dependientes de ella o situados en su entorno de influencia abandonaran, en la práctica, los principios marxistas y revolucionarios más elementales, aunque hay que decir en pro de sus bases que en un principio este hecho no era evidente para la mayoría de trabajadores y activistas que militaban en sus filas. Por lo tanto, sólo era cuestión de tiempo que ambas internacionales acabaran, en lo que concierne a sus direcciones, confluyendo en un camino que no visibilizaba ya la revolución.

Una vez que la mayoría de la izquierda oficial ha aceptado la lógica del sistema capitalista ya no tiene nada más que ofrecer al pueblo. El reformismo es un callejón sin salida, puesto que al negarse a tocar las bases del actual sistema, no puede resolver las desigualdades, injusticias dramas y calamidades que genera el capitalismo. La incapacidad para aportar soluciones concretas a problemas reales ha llevado a la izquierda a ofrecer en bandeja de plata a parte de su electorado y la primacía del discurso de la solución de los problemas a la derecha más rancia y reaccionaria, puesto que allí donde no llega la verdad de la izquierda, llega la razón de la derecha.

El aspecto más dramático y paradójico de este asunto es que la propia izquierda es quien oculta esa verdad, que no es otra que la que explica que vivimos en un sistema que necesita de la explotación, el sufrimiento y la miseria de la mayoría para el beneficio y el enriquecimiento de una minoría. En cambio, los dirigentes reformistas lo único que pueden hacer es aplicar medidas de maquillaje que no conducen a nada, y el siguiente paso, por otro lado lógico, es simplemente medrar para ocupar un escaño o un cargo que les haga la vida más fácil.

Sin embargo, en Europa, aun teniendo en cuenta los quince años de crecimiento económico anterior a 2008, y que finalizó ese mismo año con el estallido de la crisis actual, el reformismo no es suficiente para explicar la actual bancarrota de las organizaciones de la izquierda, quedando patente su incapacidad para ofrecer una alternativa socialista al capitalismo. En las degeneraciones reformistas y burocráticas de las direcciones de nuestros partidos, en los errores y las traiciones de nuestros dirigentes, el capitalismo ha invertido considerables esfuerzos interviniendo, manipulando, dividiendo, comprando y corrompiendo dentro, fuera y alrededor de las principales organizaciones de la izquierda. Pero aunque las direcciones hayan sucumbido a estas presiones, las bases continúan fieles a sus principios más revolucionarios y además aprenden en base a su experiencia.

Si me he referido a la degeneración de las direcciones como un hecho incuestionable, también es innegable que la clase obrera no consiente que intereses ajenos a su lucha les arrebaten sus organizaciones tradicionales, aunque la fuerza de esta oposición depende en gran medida de la presencia y la influencia que ejerzan en el seno de sus organizaciones. El abandono de los principios marxistas por parte de cualquier organización obrera no se ha producido nunca sin fuertes luchas intestinas, dimisiones y disoluciones de las agrupaciones juveniles, así como el rechazo de buena parte de las bases y simpatizantes.

En la actualidad, en el seno de los partidos y organizaciones tradicionales de la izquierda de la mayoría de países desarrollados, los burócratas, sus vasallos y los incondicionales de toda la vida campan a sus anchas por los locales y agrupaciones, junto a algún que otro bienintencionado y quijotesco militante que intenta defender nobles causas y “desfacer” entuertos. Mientras tanto, las bases y los votantes se encuentran en sus casas, AUNQUE ESO NO SIGNIFICA QUE NO EXISTAN Y HAY QUE TENERLOS MUY EN CUENTA.

La clase obrera, por encima de libros y teorías, aprende de su propia experiencia. Las derrotas de las luchas obreras de finales de los 80 y los 90 en Europa, la desindustrialización, la precarización del empleo, el paro y las consecuencias de la crisis económica actual constatan, fracaso tras fracaso y retroceso tras retroceso, la triste realidad del reformismo.

A pesar del rumbo que han tomado nuestros dirigentes, es importante comprender que por un lado, los trabajadores son ante todo prácticos, y siempre se dirigirán en primera instancia, tanto a nivel político como sindical, hacia sus organizaciones tradicionales, en cuyo seno, debido a la presión de las bases, se desarrollarán y extenderán corrientes de izquierda socialista que tratarán de recuperar el auténtico programa del socialismo, junto a corrientes centristas cuya característica principal es la oscilación entre reforma y revolución. Por otro lado, los trabajadores poseen sus propias tradiciones de lucha, sus sindicatos, partidos, siglas, símbolos…, y de la misma forma que lucharán a brazo partido antes de permitir que les arrebaten ese legado, también son reacios a abandonarlo a la primera de cambio.

Es conveniente resaltar, para quienes apelan constantemente a la incorrección política de muchos de los símbolos que los trabajadores han incorporado a sus tradiciones, que la memoria histórica de la que parten muchas de estas tradiciones, de forma similar a la memoria individual, es selectiva y tiende a idealizar el pasado. Consta de elementos que para muchos trabajadores están por encima de cualquier imperfección que los ligara anteriormente al estalinismo, al reformismo o a cualquier otra desviación contraria al marxismo, puesto que hoy en día se concentra en ellos la esencia de los principios más revolucionarios que llegaron a expresar en el pasado, los valores y programas primigenios con los que nacieron sus organizaciones y por los que lucharon nuestros antepasados y que sus descendientes anhelan hoy en día. Por lo tanto, la memoria histórica no es abstracta, sino un conocimiento que entraña valores, principios, ideas y sentimientos, que se transmite de generación en generación, de padres a hijos y de abuelos a nietos, en un proceso donde se mitifican siglas, se idealizan partidos, se veneran símbolos y dirigentes históricos se convierten en leyenda .

Así pues, tan sólo aquellos que por su condición social carecen totalmente de estas tradiciones, se atreven hoy en día a inventarse unas siglas y formar un partido partiendo de la nada, con la falsa ilusión de creerse los más revolucionarios, esperando a que el resto de los trabajadores abandonen sus partidos y se sumen al suyo. Lo peor son las conclusiones que estos elementos extraen contra la clase obrera para explicarse por qué sus análisis y perspectivas no se cumplen tal y como esperaban. No comprenden que cuando las masas entran en la escena política y se expresan en sus organizaciones tradicionales, sus direcciones, debido al aumento de la presión por la base, se sienten empujadas a emplear un lenguaje más radical y a ostentar con mayor frecuencia todo tipo de simbología revolucionaria ante el temor de perder influencia —o bien porque realmente con la evolución de los acontecimientos, algunos dirigentes evolucionan también políticamente— provocando un notable giro hacia la izquierda. El motivo es lo de menos, lo que importa es que, tal y como afirmaban Buenaventura Durruti y León Trotsky, cuando las masas entran en política, lo hacen exigiendo el cumplimiento de todo aquello que se les prometió.

Así, a modo de conclusión, el deber de todo revolucionario es luchar junto a la clase trabajadora en el seno de sus organizaciones tradicionales. Es en este campo de batalla donde el imperialismo intenta manipular, dividir, comprar, corromper y sobornar con tal de arrebatarnos nuestras principales armas ideológicas y organizativas, puesto que el imperialismo sabe perfectamente que es ahí donde principalmente se dirigen las masas cuando el pueblo se alza contra sus opresores, exigiendo a sus dirigentes pan, tierras, dignidad, paz y justicia. En consecuencia, es en estas organizaciones donde las fuerzas revolucionarias tienen que presentar la contraofensiva ofreciendo a las masas un programa marxista con el fin de evitar que la oscilación hacia la izquierda de la dirección, originada por la presión de la base en un momento de auge de la lucha de clases, no sirva a los elementos reformistas para aplacar los ánimos revolucionarios de los trabajadores y poder luego girar el timón hacia la derecha, sino para encauzar el movimiento revolucionario hacia la completa erradicación del capitalismo.

Daniel Guerra

jueves, 26 de mayo de 2011

MANIFIESTO BASES SOCIALISTAS

Tras la debacle electoral del PSOE en el estado español debida a su política al servicio de los capitalistas, y de la izquierda en general que no ha sabido conectar con el malestar, la indignación y las justas reivindicaciones del pueblo en las calles, militantes, afiliados, simpatizantes y sobre todo votantes del psoe, ya que el electorado es el grueso de la base de un partido y va siendo hora de que tengan voz además de voto, estan recogiendo firmas en en un manifiesto denominado "Manifiesto Bases Socialistas" reivindicando las raíces marxistas del PSOE, por una política anticapitalista y realmente socialista.¿ Puede que sea éste el inicio de un movimiento 15 M en las bases socialistas para darle un giro político de 360º al partido?

Dicho manifiesto está ahora mismo difundiéndose desde Madrid, Cataluña, Extremadura, Castilla la Mancha, y desde Castilla León, que se sepa. Sólo en Facebook, en el momento en que les escribo, ha sido colgado al menos en 338 muros desde la web en la que se publica, según datos de FirmasOnline. Desde León se ha propuesto a Izquierda Socialista de Málaga que trasladen sus propuestas a la reunión de la próxima Coordinadora Federal de IZQUIERDA SOCIALISTA-PSOE, que se va a celebrar el próximo sábado día 4-6-11. De momento, desde IS Málaga se han hecho eco del manifiesto en su blog. Algo se mueve en la calle, en la sociedad... los partidos no pueden quedar al margen.

http://www.firmasonline.com/peticion/manifiesto-bases-socialistas/376

MANIFIESTO BASES SOCIALISTAS

A un año del duro impacto sufrido por la sociedad española, y más especialmente por los socialistas de base, de la aplicación por parte del gobierno PSOE de draconianas mediadas de austeridad e importantes recortes sociales en aplicación de los dictados del FMI y la UE, los abajo firmantes, militantes, simpatizantes y /o simplemente votantes socialistas, declaramos que:

1. La bancarrota del reformismo


Creemos que una de las causas de los ataques sociales que estamos sufriendo hoy en día es el escaso margen de maniobra que nos ofrece el capitalismo, un sistema ante el que nos encontramos atados de pies y manos por culpa de la política adoptada hace años por parte de unos dirigentes que nos explicaron que era posible y necesario, incluso hasta “moderno”, mitigar los nocivos efectos del sistema capitalista sin necesidad de enfrentarnos a él. Así se comenzó por cambiar la base ideológica de nuestro partido por el reformismo, ideología imperante en todas las organizaciones mayoritarias de la izquierda europea.

Sin embargo, la realidad comprobada es el hecho de que bajo éste sistema, son los trabajadores los que siempre sufrimos las consecuencias de las crisis generadas por las clases dirigentes. Constatamos cómo las derrotas de las luchas obreras de finales de los 80 y los 90 en Europa, la desindustrialización, la precarización del empleo, el paro, el actual desmantelamiento del estado del bienestar y los millones de dramas familiares que se desatan a causa de las consecuencias de esta crisis demuestran la triste realidad del reformismo. El sistema capitalista tiene sus propias leyes, y si lo aceptamos, aceptamos también sus leyes y aplicamos sus normas, no hay más salida. Lamentablemente, las pérdidas sufridas en la lucha de clases, derrota tras derrota, fracaso tras fracaso, jamás se recuperaron y nada indica que esto vaya a cambiar.

La imagen de tristeza, impotencia y desolación que reflejaba el rostro de José Luis Rodríguez Zapatero hace ya un año, golpeado por la “realidad” (según declaraciones del ex presidente Felipe González) es la viva imagen del fracaso y la bancarrota de los principios y métodos reformistas.

2. Nuestra memoria histórica

Los principios reformistas no son los que siempre ha practicado el socialismo en este país, ni forma parte de sus verdaderas raíces. En el actual debate sobre recuperación de memoria histórica, avivado por la aplicación de la Ley de Memoria Histórica encontramos que nos falta precisamente la recuperación de nuestra propia memoria histórica.

Creemos que el socialismo español dio un giro importante en los años de la transición del cual aún hoy en día estamos pagando las consecuencias. En las actuales revoluciones árabes estamos comprobando cómo el imperialismo USA, ante la imposibilidad de continuar apoyando esas dictaduras, de una forma u otra intenta intervenir en los procesos de transición para manipularlos en su propio beneficio. Esto siempre ha sido así y nuestra transición no es ninguna excepción. En el caso español, parte de esos esfuerzos intervencionistas se materializaron en el apoyo internacional del sector más moderado del PSOE para desideologizar al partido y convertirlo en un aliado del imperialismo y del capitalismo. Esto no ocurrió sin agrios debates internos, la disolución de la mayor parte de las Juventudes Socialistas, que a la sazón era la organización juvenil más numerosa del país, y el olvido de nuestra memoria histórica

Así pues, reclamamos a la dirección del partido la restitución de la memoria de su fundador, Pablo Iglesias Posse, no sólo como un elemento simbólico y ornamental, sino con toda la vigencia de su legado y su mensaje, siendo hoy más vigente que nunca, y que se podría resumir en esta frase suya: “O con unos o con otros, o con los trabajadores o con el capital, no se puede servir a dos amos a la vez”.

3. Por lo recuperación del socialismo

Consideramos que El Manifiesto Fundacional del PSOE, redactado por Pablo Iglesias y del cual se expone aquí un extracto, es la base ideológica con el que la mayoría de las bases del partido siempre hemos identificado, es el mensaje que se nos ha transmitido durante generaciones y que el actual partido debería retomar:

"Considerando que esta sociedad es injusta porque divide a sus miembros en dos clases desiguales y antagónicas: una, la burguesía, que poseyendo los instrumentos de trabajo, es la clase dominante; otra el proletariado, que no poseyendo más que su fuerza vital, es la clase dominada. Que la sujeción económica del proletariado es la causa primera de su esclavitud en todas sus formas: la miseria social, el envilecimiento intelectual y la dependencia política. Que los privilegios de la burguesía están garantizados por el Poder Político, del cual se vale para dominar al proletariado. Considerando que la necesidad, la razón y la justicia, exigen que la desigualdad y el antagonismo entre una y otra clase desaparezcan reformando o destruyendo el estado social, que tiene sumidos en la más espantosa miseria a los que emplean toda su vida en producir la riqueza que poseen los que muy poco o nada son útiles a la sociedad (...) El Partido Socialista tiene por aspiración:
-Primero.- La posesión del poder político por la clase trabajadora.
-Segundo.- La transformación de la propiedad privada individual o corporativa de los instrumentos de trabajo (la tierra, las minas, los transportes, las fábricas, etc.) en propiedad común de la sociedad entera. (...)
En suma el ideal del Partido Socialista es la completa emancipación de la clase trabajadora. Es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores libres e iguales, honrados e inteligentes
" Manifiesto fundacional de Partido Socialista Obrero Español (20 de julio de 1879)

4. Llamamiento al resto de la izquierda española
 
Hacemos también un llamamiento a los dirigentes del resto de organizaciones de izquierdas para que antes de caer en el oportunismo o en el electoralismo, antes de unificar en el discurso al PSOE con la derecha española, os replanteéis el hecho de que en toda Europa, todos los gobiernos, sean de izquierdas o de derechas, han sucumbido a los dictados del FMI, el Banco Mundial, la Unión Europea y la lógica del sistema al servicio del capital. En las bases de vuestras organizaciones, en su electorado, existen igual que en el PSOE hombres y mujeres que honradamente luchan de la mejor forma que consideran posible por la clase trabajadora. No les engañéis a ellos ni al pueblo ofreciendo cómo única solución a la crisis el castigo del PSOE en las urnas a cambio del voto a vuestro propio partido si no sois capaces de ofrecer un auténtico programa que rompa realmente con el sistema. Que seáis capaces de ganaros el voto indeciso de la izquierda y los desengañados en base al abandono del reformismo y la adopción de un auténtico programa de transformación socialista de la sociedad. De lo contrario, la derecha será la única que aprovechará la impotencia de los airados y vacíos discursos de indignación del reformismo opositor frente al reformismo del partido gubernamental. Toda clase de reformismo, sea su vocabulario más o menos izquierdista, en la práctica termina sucumbiendo, y de eso los socialistas de base tenemos una amarga experiencia.

5 Declaración de principios.


Por último, declaramos que nosotros, militantes, simpatizantes y/o votantes del PSOE y UGT, nos identificamos por múltiples motivos, incluso por raíces históricas y familiares, con la gran familia socialista. En esta familia, la más numerosa y antigua de todas las familias de la izquierda de este país, se encuentra el más amplio potencial transformador de esta sociedad, una base formada en su mayoría no por militantes con carnet, ni ideólogos o burócratas, ni siquiera forma parte de ella los elementos que públicamente parecen más ideológicamente revolucionarios y comprometidos. Es una base formada en su mayoría por enfermeros, operarios de fábrica, torneros, amas de casa, mecánicos, electricistas, albañiles, jubilados, vigilantes de seguridad, inmigrantes, jornaleros, médicos, abogados, estudiantes, administrativos, maestros, funcionarios… la mayoría de los trabajadores que un día no tendremos más remedio que lanzarnos a la calle para frenarle los pies a este sistema por nuestra propia supervivencia.

Que nadie se equivoque, no vamos a abandonar nuestras organizaciones ni vamos a renegar de nuestras tradiciones. Al contrario, nos sentimos orgullosos de nuestras banderas y símbolos. Somos conscientes que tras los acontecimientos de este último año muchos militantes han desistido y abandonado la organización y parte del electorado tradicional no irá a las urnas, una medida que vemos comprensible a la vez que entendemos que ha sido la causa que a lo largo de los años ha ido afianzado a los usurpadores en los aparatos del partido. En el socialismo, los que pensamos así somos más de lo que nosotros mismos nos imaginamos, aunque no nos percatemos, pues estamos dispersos y muchas veces alejados de la militancia activa. Aquí continuamos, honrando nuestro legado y a nuestros antepasados, luchando en la medida de nuestras fuerzas contra el sometimiento al imperio burgués, por la recuperación de nuestras siglas con todo su significado, por la recuperación del auténtico socialismo, por la emancipación de nuestra clase social y la transformación socialista de la sociedad.

Firmado: Bases socialistas









http://www.firmasonline.com/peticion/manifiesto-bases-socialistas/376

viernes, 20 de mayo de 2011

Spanish Revolution = Revolución en España. (Daniel Guerra)

 Mensaje enviado a los miembros del grupo de facebook En defensa del internacionalismo
Compañeros, hoy les escribo desde el estado español no para explicarles los últimos acontecimientos sobre los que cualquiera se puede informar online de forma inmediata. Hoy quiero hablarles de lo que he vivido hoy mismo en mi propio barrio. Serían las ocho de la mañana cuando, al tomar el café en el bar de costumbre, la camarera me mostró los titulares de la prensa que hablaban de las movilizaciones populares señalando con orgullo la foto de la portada. Se trataba de una plaza ocupada. Su hijo se encuentra allí acampado. Es la Plaza Tahrir de mi ciudad.

Hoy en día, todas las ciudades del mundo tienen una plaza Tahrir –tan sólo hay que tomarla y darle ese nombre– y en mi país, puedo decir con orgullo, después de asegurar contra viento y marea y frente a todos los escépticos que la espiral de luchas que, contra los ataques del capital a los trabajadores y desfavorecidos del mundo, estalló en Grecia al grito de ¡Pueblos del Europa, alzaos! Llegaría hasta aquí en el momento menos esperado, ya hay instaladas casi 60 plazas Tahrir ocupadas por toda la geografía ibérica. Y esto no ha hecho más que empezar.

Esta lucha, después de recorrer Europa, crecer en los países árabes haciendo estallar revoluciones y derribando dictaduras, llegando incluso a tocar el corazón del Imperio (con el epicentro en Wisconsin), ha llegado al estado español para quedarse. Las conclusiones que se extraen por doquier es que nuestro principal enemigo es el capitalismo, un enemigo que, no me cansaré de decirlo, actúa a nivel mundial, por lo que la respuesta, y cada vez vamos más en esa dirección, ha de ser INTERNACIONAL.

Según me comentó esta camarera, ante la amenaza de desalojo en la que se encuentra la plaza ocupada, ella asistirá esta noche junto a unas amigas porque según me dijo “se está vendiendo mucho la idea de que tras este movimiento sólo están los jóvenes, y a ellos es muy fácil criminalizarlos por los prejuicios de la sociedad, pero veremos si son capaces de meterse con trabajadores, madres y padres de familia”.

Después del café, quedé con mi pareja, con quien tenía que acudir al Centro de Atención Primaria de la Seguridad Social para pedir hora con su médico de cabecera. Allí nos dieron cita para la semana que viene. Como el problema, sin ser una urgencia, corría cierta prisa, pedí explicaciones. La recepcionista que nos atendió nos explicó que lo lamentaba mucho y entendía nuestra situación, pero estaban saturados de trabajo. Hay escasez de personal, algunos estaban de baja (supongo que el estrés debe hacer estragos en la salud en estos casos) y con los recortes sufridos, entre otras cosas no se contrata a más personal para atender las necesidades del servicio sanitario ni se cubren las bajas de personal. Y así, toda la administración pública.

Al ver la cara de agobio que ponía la chica, les dije que contra los recortes vayamos todos a protestar a la plaza Tahrir de nuestra ciudad. Al ver los gestos y sonrisas de complicidad de la recepcionista, los celadores y los pacientes allí presentes, comencé a notar que en mi barrio algo estaba cambiando.

La confirmación la tuve poco después, al realizar la compra en el supermercado. La cajera, mientras me cobraba, se me quejó en confianza de que todo el mundo decidía ir a comprar a la misma hora. Le expliqué que esto era debido a los horarios laborales, y eso nos llevó a hablar de la situación laboral del país. Decía que no entendía cómo con tantos parados en este país, resulta que los pocos que tienen la suerte de trabajar se ven obligados a realizar el trabajo de dos y hasta tres personas, (y el que no quiera, ya se sabe, en la puerta hay cinco millones esperando) con jornadas laborales de más de ocho horas y por la mitad de lo que se considera un sueldo aceptable. ¿Por qué no trabajamos siete horas y repartimos más el trabajo? - Me preguntó.
-Bien . - le dije. - No muy lejos hay una plaza donde la gente lucha y se hacen propuestas interesantes. La cajera me dedicó una amplia sonrisa y me explicó que si no asistía a la plaza no era por falta de ganas. Nuevamente, gestos y sonrisas de complicidad, esta vez en la cola de la caja del supermercado. Al salir cargado con las bolsas de la compra me pregunté ¿Es imaginación mía? No, realmente algo está cambiando. No sólo en mi barrio, ni en mi ciudad, ni siquiera en mi continente, estoy seguro.

Si los sindicatos y partidos de izquierda quieren estar a la altura de los acontecimientos, deben inmediatamente convocar a sus bases, a sus afiliados y simpatizantes, y poner toda su infraestructura y medios al servicio de la democracia real, una democracia que nada tiene que ver con la dictadura de los mercados que vivimos hoy en día, la dictaddura del capitalismo, sino con la democracia obrera.

De lo contrario, como de costumbre, seremos los trabajadores los que pasando por encima de nuestros dirigentes saldremos a la calle para exigir lo que nos corresponde. Ahora los medios de comunicación extranjeros hablan de “Spanish Revolution” ¿A qué esperamos a traducirlo al castellano? ¿Alguien duda de que estamos a las puertas de una revolución, no en España, ni en los países árabes, sino en el mundo? Las dictaduras caen, la dictadura de los mercados no ha de ser una excepción. Alguien dirá, “Lo que hay en España, según los manuales, no es todavía una revolución”. Bien, yo lo llamo revolución, desde ya, no sólo por este nuevo proceso que está surgiendo, que se está incubando, un proceso que se va a dar en todo el mundo y que puede que dure años e incluso décadas, con triunfos y derrotas, avances y retrocesos.. lo llamo revolución simplemente porque lucho para que, efectivamente, sea una auténtica revolución.

Luchemos por dotar al movimiento, no de un carácter anticapitalista, porque ya lo tiene, sino de un programa y una dirección revolucionaria capaz de llevarlo hasta el final. Un programa que no se conforme con la retirada de todos los recortes y ataques sufridos por nuestra clase desde el inicio de la crisis, sino que incluya, como medio indispensable para satisfacer nuestras necesidades y derechos, - jubilación a los 60 años con el 100% del salario, salario mínimo de 1.200 euros, creación de puestos de trabajo y un subsidio de desempleo decente hasta conseguir la colocación, reducción de jornada laboral, por una sanidad y educación pública de calidad, por unos servicios públicos eficientes para el ciudadano…- La expropiación de la banca, la tierra y los monopolios bajo control obrero, sin indemnización (y sin tocar los ahorros de los trabajadores, por supuesto), expropiación de las empresas que se declaren en quiebra o suspensión de pagos bajo control obrero, y poner todos esos medios y beneficios al servicio de la mayoría de la sociedad. La democracia ya no está en las urnas, la democracia real está en la calle. Por un anticapitalismo no utópico, sino REAL. Nos vemos en la plaza Tahrir.

viernes, 13 de mayo de 2011

"La V Internacional" pasa a denominarse "En defensa del Internacionalismo" (Daniel Guerra)

Compañeros, el blog denominado La V Internacional, así como el grupo de Facebook del mismo nombre pasan a llamarse En defensa del Internacionalismo.
 

 
Como muchos de los lectores habituales sabéis  (sólo el número de suscriptores del blog  alcanza ya la cifra de 134, y el grupo de Facebook superó hace tiempo los 4.300 miembros) tanto la bitácora como el grupo de la red social nacieron con el propósito de participar en el debate sobre teoría, ideas, métodos, tácticas y organización que surgió entorno a la propuesta de la fundación de la V Internacional en toda la izquierda mundial, una propuesta que partió del PSUV en Venezuela y se propuso para abril del 2010,  lo que explica el nombre original de estas publicaciones, un nombre que también adoptaron otros muchos blogs y grupos de Facebook en aquella época y que en su mayoría, aunque no todos,  nacieron con el mismo propósito que éste.

El congreso fundacional de la V Internacional fue pospuesto Sine Die, y nunca más se supo. Aquellos que pudiesen tener la intención de manipular y controlar dicha Internacional en interés propio, pudieron prever que la fuerza de la clase obrera organizada podría escapárseles de las manos.  Como explicamos por entonces, el hecho de que se realizasen esfuerzos para obstaculizar la fundación de una Internacional con organizaciones de masas y con un debate encima de la mesa para dotarla con un programa revolucionario, hasta el punto de silenciar a sus principales promotores,  es  una evidencia más  de la importancia y la magnitud que pudo tener tal acontecimiento, y que tendrá en un futuro.


No obstante, pese a la anulación del congreso fundacional, durante más de un año después estas publicaciones continuaban llamándose "la V Internacional", puesto que continuamos defendiendo que es necesaria la existencia de una Internacional que agrupe a organizaciones de masas, corrientes, tendencias y movimientos sociales bajo el programa del socialismo revolucionario. Durante este año, hemos defendido entre otras causas la unidad de la clase obrera europea en sus luchas desde antes de que en Grecia se alzasen pancartas al grito de ¡Pueblos de Europa, Alzaos! , un clamor que culminó con una jornada de lucha europea el 29 de septiembre del año pasado que tuvo repercusiones más allá de las fronteras continentales (como testimonio, consta la página de Facebook 29 de septiembre, hacia la primera huelga mundial, de la cual se hizo eco incluso la prensa burguesa). Estas luchas aún no han finalizado. 

Por otro lado estamos viviendo también el inicio de las revoluciones en los países árabes, las cuales anunciamos desde un primer momento que se extenderían como la pólvora por el mundo árabe inspirando otras luchas en el resto del mundo.  Apoyamos  a la vez que criticamos cualquier intervención imperialista y se lanzan desde nuestro muros llamamientos a la izquierda internacional de solidaridad y adhesión. Ahora, hasta la prensa burguesa las llama revoluciones, después que saliera por la  televisión los "vivas” a la revolución tunecina pintados en los muros de las paredes de Túnez, sin embargo, cuando esto se explicaba desde estos páginas internacionalistas hace escasos meses, no todo estaba tan claro.

No obstante, los administradores del grupo de Facebook somos conscientes de que a causa del enfriamiento de la propuesta del PSUV y del debate que generó en la izquierda mundial, el continuar llamándonos "La V Internacional" comienza a crear confusiones entre muchos militantes de las organizaciones de izquierdas surgidas de todas la internacionales, especialmente para quienes se incorporan al movimiento recientemente.


El resto de grupos y blogs con nombres como "La Quinta Internacional" "La V Internacional Socialista" "Por una Quinta Internacional"....desaparecieron en su mayoría hace ya más de un año, cosa que fácilmente pueden aprovechar los que malintencionadamente pretender difundir la falsa idea de que los que quedamos intentamos ser, o peor, que nos creemos ser, no ya un partido, lo cual contradeciría para nosotros el principio marxista de trabajar allí donde quiera que se encuentren los trabajadores y el movimiento obrero organizado, (ya existen demasiadas sectas políticas para añadir una más) sino, ni más ni menos, que de pretender ser, o más aún, creernos ser, una " internacional"



Nada más lejos de la realidad. Tanto el grupo de Facebook cómo el blog nunca pretendieron ser más que eso, un altavoz que se ofreció al movimiento y con el que pretendíamos defender las ideas del socialismo marxista y la unidad de nuestra clase en sus luchas, cada uno en y desde sus respectivos partidos, sindicatos, plataformas, corrientes... La tarea de la construcción de una Internacional ha de ser llevada a cabo por nuestra propia clase social.


El grupo y el blog han cambiado de nombre pero no su espíritu. El objetivo del cambio es continuar haciendo lo mismo con más facilidades y sin generar confusiones, aunque por nuestra parte, los administradores nos vem cada vez más obligados por la dinámica de la lucha de clases  a una mayor participación presencial en nuestro entorno más inmediato. 

Con este nuevo nombre, continuamos ofreciendo una plataforma para el debate, el intercambio de ideas,  de noticias, intentamos contribuir a la unidad y al fortalecimiento de la lucha, y defendiendo la necesidad de la existencia de una auténtica Internacional sin olvidarnos y sin dejar de recordar a quien le corresponda que ya hay un compromiso al respecto.

La necesidad de la unidad de la clase obrera por encima de fronteras nacionales y el fracaso de las políticas reformistas son cada vez más patentes en todo el mundo. En los países árabes se lucha contra unas dictaduras que en su momento fueron aliadas, sin excepción, del Imperialismo USA, el Banco Mundial, el FMI,  la Unión Europea… las mismas bestias negras que en Europa desmantelan el estado del bienestar, que atosigan a los países revolucionarios de América Latina y condenan a la miseria, el hambre, la explotación y la barbarie a la mayoría de la población en nombre del capitalismo.  

A pesar de los obstáculos, la naturaleza se abre camino. De la clase obrera y sus luchas ha de surgir más temprano que tarde la elaboración de un programa revolucionario que defienda un empleo fijo, un salario decente, una expectativa de futuro… agrupando a todos los trabajadores del mundo en la lucha final contra el capitalismo dotándolos de una herramienta capaz de hacerle frente al mismo nivel en el que éste nos agrede, a un nivel mundial. Ésta herramienta será, con el ordinal que el movimiento obrero decida, con los apellidos que quieran darle en su momento las clases oprimidas, será en todo caso:  LA INTERNACIONAL.

Salud y revolución

Daniel Guerra.

24/05/2011



lunes, 21 de marzo de 2011

Revolución Libia: Sobre banderas monárquicas, tergiversaciones y mentiras goebbelianas (Daniel Guerra)

Como si de una consigna goebbeliana se tratase, se repite por doquier, con la misma intensidad y empleando siempre las mismas palabras, (una de las bases del márketing) que las banderas que portan los revolucionarios libios son banderas monárquicas, y por lo tanto, no son revolucionarios.

También se repite que toda la información que nos llega está manipulada. Ciertamente, en gran parte es muy probable, entonces ¿Cómo saben que las imágenes en las que aparecen estas banderas no están cuidadosamente seleccionadas para confundirnos? Contradictorio, por no decir curioso, cómo la información está manipulada sólo para lo que a algunos les conviene. En fin, no caigamos en conspiranoias. Por descontado, a todos los marxistas nos gustaría que la bandera que portasen los revolucionarios fuese la roja, pero como dijo Lenin, no existen revoluciones en estado puro y todo lleva su proceso. Para empezar, la bandera roja, negra y verde que se ha visto en muchas imágenes, ¿ las únicas imágenes que no nos llegan manipuladas? se trata de la primera bandera nacional de Líbia, adoptada en el año 1951, cuando el país se independiza de Italia. Y sí, ciertamente, era una monarquía, nadie lo niega. El resto de banderas que han existido en el país, una vez se hubo independizado, corresponden a la era Gaddafi. Así pues, es lógico pensar que no es más que un símbolo antigubernamental, diferente a la bandera verde oficial, el color que representa al islam (Sí señores, la bandera de Gaddafi tampoco es roja, por si alguien no lo sabía).Sin embargo, no hagamos un fetichismo del color rojo, pues a lo largo de la historia, y en el estado español tenemos experiencia en eso, en muchos partidos de izquierdas, ondearon muchas banderas rojas que eran más monárquicas que probablemente las de Libia, y el resultado de lo que fue la transición española, hasta hoy en día, es una buena prueba de ello, aunque en comparación con el franquismo, algo se ha mejorado, por su puesto, o yo no podría estar escribiendo esto.

Tampoco se nos puede escapar el hecho de que en algunas imágenes que hemos visto, también aparecen banderas tan similares a la egipcia que se podrían confundir con la bandera de este país, y supongo que por eso muy pocos no han reparado en ello o han dado por hecho que las imágenes provenían de Egipto. Pero no lo es, se trata de la bandera del panarabismo que antes de que Gaddafi instaurara la verde del islam, ondeó bajo su mandato desde 1969 hasta 1977, los años en los que en Libia las medidas socialistas estaban en pleno apogeo, mucho antes de que Gaddafi se convirtiera en un auténtico aliado del imperialismo.

Resumiendo, la llamada bandera "monárquica" se trata simplemente de la bandera que existía antes de Gaddafi, y es posible que el pueblo la haya adoptado como un símbolo del rechazo al régimen actual. Ni siquiera los príncipes herederos en el exilio, Mohammed e Idris al Senussi, ambos intentando impulsar, como es lógico, el regreso de la monarquía mientras se enfrentan entre ellos por derechos sucesorios (ya es sabido, a río revuelto todos intentan pescar, si es que pueden) no reconocen que el renacimiento de esa bandera pueda ser una señal de que la gente quiere el retorno de la monarquía.

La imagen que acompaña a este texto no corresponde a Líbia, sino a la plaza tahrir, en Egipto, durante la masiva concentración del pasado 18 de Marzo. En Egipto la revolución continúa avanzando. El pueblo, una vez ha derrocado a Mubarak, no se conforma con simples reformas constitucionales. Si nos fijamos en esta mujer, ¿Que es lo que enarbola al viento con ambas manos ? Por un lado, vemos una bandera de su país, Egipto. Por el otro, la bandera de los opositores Libios en lucha contra el régimen de Gaddafi. ¿Quién le dirá que esa bandera es monárquica? ¿Quienes somos nosotros, nos dirá, para decirles a los libios y a los árabes lo que significan sus banderas? A lo mejor es ella la que nos explica, porque es quien lo está viviendo, que esa bandera es simplemente un capítulo más de su propia revolución, la que estalló en Túnez, continúa en Egipto, se extendió a Libia, y recorre las venas abiertas de todos los países árabes crispando de coraje a los pueblos oprimidos del mundo.

¡Manos fuera de la Revolución en Libia! ¡Ni Gaddafi ni imperialismo!

Daniel Guerra

21/03/2011